Tradición y proceso artesanal, la familia de lomos de Señorío de Montanera

Tradición y proceso artesanal, la familia de lomos de Señorío de Montanera

El lomo ibérico embuchado o caña de lomo de bellota de Señorío de Montanera procede de cerdos ibéricos puros y de bellota.

Adobado con sal, pimentón (D.O “Pimentón de la Vera), ajo y aditivos, se deja macerar 3 o 4 días y se embucha y ata en una cuerda color rojo. En ese momento se marca con un precinto de plástico indeleble numerado individualmente y con código de barras, el cual está relacionado con todos los datos que aseguran la completa trazabilidad del lomo.

El período de curación en nuestros secaderos y bodegas dura al menos 120 días, conforme nuestro maestro embutidor considera que está en su punto óptimo.

Se limpian de la flora externa de moho protector, se etiquetan con nuestra vitola y posteriormente son marcados con un precinto de “Bellota e ibérico Puro” de la certificadora DC-AECERIBER, que certifica la raza y la alimentación. A continuación se envasan individualmente al vacío para conservar todo su aroma y sabor.

Nuestra caña de lomo, en la que hemos utilizado poca cantidad de aliño no presenta grasa externa pero sí una elevada infiltración de la carne, lo cual proporciona una jugosidad y sabor excepcional. El peso de nuestros lomos oscila entre 950gr y 1,25gr.

Un placer para los paladares más exigentes.El lomo ibérico de bellota doblado es una especialidad de Señorío de Montanera, basada en una receta tradicional de Extremadura que ha conseguido recuperar y como consecuencia obtener un producto único y excepcional.

La gran familia (2)

Nuestro lomo doblado, sin pimentón y prácticamente sólo con sal, presenta una elevada infiltración de la carne, que junto con la manteca exterior y el gran diámetro del embutido, le proporcionan una jugosidad y sabor excepcionales que recuerda al de la maza del jamón. El período de curación supera ampliamente los seis meses. Su peso y forma de presentación es similar al de la caña de lomo.

Por último el lomito es elaborado con presa de paleta, también llamada presa de entraña o lomito, procedente de cerdos ibéricos puros y de bellota. Adobado con sal, pimentón (D.O “Pimentón de la Vera”), ajo y aditivos, se deja macerar 3 o 4 días y se embucha. Su período de curación en nuestros secaderos y bodegas naturales supera al menos los 90 días.

Nuestro lomito presenta al corte un color rojo oscuro, con aspecto marmóreo, que debido a la grasa infiltrada en el músculo lo hace especialmente jugoso. El peso del lomito oscila entre 325gr y 425gr.

Deixe um comentário

pt_PTPortuguês
es_ESEspañol en_GBEnglish (UK) fr_FRFrançais de_DEDeutsch pt_PTPortuguês