Los dulces del convento de Santa Ana y Señorío de Montanera

Los dulces del convento de Santa Ana y Señorío de Montanera

En Badajoz existe en su centro histórico un hermoso monasterio, el Real Convento de Santa Ana, de las hermanas clarisas, establecido en 1518, y en el que se enterró la cuarta mujer de Felipe II, Ana de Austria en 1580, cuando de una gripe murió en la ciudad de Badajoz mientras se disponía a ocupar Portugal.  Han sufrido todos los avatares que ha sufrido Badajoz a lo largo de la historia, las guerras de Independencia de Portugal a mediados del siglo XVII, los asedios de Badajoz durante la Guerra de Independencia, y la Guerra Civil en agosto de 1936. Tienen una excelente página web http://www.clarisasbadajoz.com/historia.htm

La iglesia es pequeña pero preciosa, destacando su altar barroco. El claustro es espectacular, sobrio pero muy bien proporcionado y espacioso, muy cerca del convento se encuentra la plazuela de la Soledad, y la plaza Alta, un conjunto medieval y árabe.

Las monjas para contribuir a su sustento venden unos riquísimos dulces artesanos hechos por ellas, entre los que destacamos las perrunillas, mantecados de almendra, corazones de vino, tejas  y mazapán. Pues bien, Señorío de Montanera es humildemente su proveedor de manteca, ya que le suministramos la de mejor calidad, denominada “blancanieve”, porque no tiene oxidación y unos elevados niveles de oleico (grasa monoinsaturada) como corresponde por proceder de cerdos de bellota. El trato con ellas es exquisito porque son extraordinariamente educadas y comprensivas.

Este año Señorío de Montanera ha contribuido con algunos de nuestros productos curados para que estas fiestas navideñas sean para la comunidad de las monjas, a pesar de sus votos,  un poco más sustanciosas que de costumbre.

Si pasáis por Badajoz no os perdáis una visita a este tranquilo y hermoso lugar, y por supuesto que probéis, y os relamáis,  con sus magníficos dulces hechos como los de antes.

Laisser un commentaire