Aniversario revista Lecturas

Señorío de Montanera, como marca Premium de productos ibéricos de bellota y máxima calidad, tuvo la oportunidad de participar en la fiesta de celebración del Centenario de la Revista Lecturas.
aniversario 100 lecturas
El pasado 27 de septiembre, el mítico Florida Retiro se convirtió en una pasarela llena de glamour y fotógrafos, para recibir a los invitados de La Gran Fiesta del Corazón, que organizó la Revista Lecturas con motivo de su 100º aniversario. Por el Photocall desfilaron varios de los personajes que cada semana ocupan sus páginas y portadas, y que no quisieron perderse el evento del año para el mundo del corazón.
Plato de jamón ibérico de bellota Señorío de Montanera
Fue una velada llena de sorpresas y emociones, dedicada a las diferentes décadas y personajes de los que ha sido testigo la revista en estos cien años de recorrido.  A lo largo de la noche, varias actuaciones en directo dotaron a la fiesta de un ambiente exclusivo, con un magnífico desfile de ropa interior, números musicales y un espectáculo de telas aéreas. Como “guinda del pastel”, hubo incluso una gigantesca tarta de aniversario, cuyas velas fueron apagadas por las tres madrinas de honor, Mila Ximénez, María Casado y Sandra Aladro, acompañadas del director de la revista, Luis Pliego; y que fueron los protagonistas de una de las anécdotas más divertidas de la fiesta Lecturas.

Cortadora jamón ibérico de bellota Señorío de Montanera

La Gran fiesta del Corazón fue un evento cargado de Glamour, donde Señorío de Montanera estuvo presente con sus productos Premium más exclusivos: el jamón de bellota 100% ibérico D.O.P. Dehesa de Extremadura y su Lomo Doblado, que no dejó indiferente a ningún invitado. El sabor del jamón ibérico puro resultó tan exquisito que fue alabado por el maestro de ceremonias en uno de sus discursos, junto con el director de la publicación.

Con un siglo de experiencia, Lecturas es la Revista del corazón más veterana del quiosco habiendo sido responsable de las portadas más vendidas en el último siglo.

Leave a comment